La escasez global de chips afecta más que a los coches

Únase a Transform 2021 para conocer los temas más importantes de la inteligencia artificial y los datos empresariales. Aprende más.


(Reuters) – Desde retrasos en las entregas de automóviles hasta una escasez de suministro de electrodomésticos y teléfonos inteligentes más costosos, las empresas y los consumidores de todo el mundo escasez sin precedentes de microchips semiconductores.

La escasez se debe a una confluencia de factores, ya que los fabricantes de automóviles, que cerraron las plantas durante la pandemia de COVID-19 el año pasado, compiten contra la creciente industria de la electrónica de consumo por el suministro de chips.

Los consumidores se han abastecido de computadoras portátiles, consolas de juegos y otros productos electrónicos durante la pandemia, lo que ha llevado a un inventario más reducido. También compraron más automóviles de lo que esperaban los funcionarios de la industria la primavera pasada, lo que agotó aún más los suministros.

Las sanciones contra las empresas tecnológicas chinas han exacerbado aún más la crisis. Originalmente concentrada en la industria automotriz, la escasez ahora se ha extendido a una variedad de otros productos electrónicos de consumo, incluidos teléfonos inteligentes, refrigeradores y microondas.

Con cada empresa que utiliza chips en producción compra de pánico Para apuntalar las existencias, la escasez ha reducido la capacidad y aumentado los costos incluso de los componentes más baratos de casi todos los microchips, aumentando los precios de los productos finales.

Carros

Los automóviles se han vuelto cada vez más dependientes de los chips, para todo, desde la gestión informática de los motores para una mejor economía de combustible hasta las funciones de asistencia al conductor, como el frenado de emergencia.

La crisis ha obligado a muchos a reducir la producción de vehículos menos rentables. General Motors Co y Ford Motor Co se encuentran entre los grandes fabricantes de automóviles que dijeron que reducirían la producción, uniéndose a otros fabricantes de automóviles como Volkswagen AG, Subaru Corp, Toyota Motor Corp y Nissan Motor Co.

La escasez de chips semiconductores para automóviles podría afectar a casi 1,3 millones de unidades de producción mundial de vehículos ligeros en el primer trimestre, según la firma de datos IHS Markit.

IHS dijo que un incendio en una fábrica japonesa de fabricación de chips propiedad de Renesas Electronics Corp, que representa el 30% del mercado mundial de unidades de microcontroladores utilizados en automóviles, ha empeorado la situación.

El severo clima invernal en Texas también ha obligado a Samsung Electronics Co Ltd, NXP Semiconductors e Infineon a cerrar las fábricas temporalmente. Infineon y NXP son los principales proveedores de chips automotrices, y los analistas esperan que las interrupciones se sumen a las deficiencias en el sector en crisis.

Apretón asiático

En la raíz de la contracción está la falta de inversión en plantas de fabricación de chips de 8 pulgadas, que son propiedad en su mayoría de empresas asiáticas, lo que significa que han tenido problemas para aumentar la producción a medida que la demanda de teléfonos 5G y computadoras portátiles aumentó más rápido de lo esperado.

Qualcomm Inc, cuyos chips se encuentran en los teléfonos Samsung, es uno de los principales fabricantes de chips que lucha por mantenerse al día con la demanda. Foxconn, el principal proveedor de Apple Inc., también advirtió sobre la escasez de chips que afecta las cadenas de suministro a los clientes.

La mayor parte de la producción de chips se produce actualmente en Asia, donde los principales fabricantes por contrato, como Taiwan Semiconductor Manufacturing Co Ltd (TSMC) y Samsung, manejan la producción para cientos de diferentes empresas de chips. Las empresas estadounidenses de semiconductores representan el 47% de las ventas mundiales de chips, pero solo el 12% de la fabricación mundial se realiza en los Estados Unidos.

¿Qué se está haciendo al respecto?

Las fábricas que producen obleas cuestan decenas de miles de millones de dólares para construir, y expandir su capacidad puede tomar hasta un año para probar y calificar herramientas complejas.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha buscado $ 37 mil millones en fondos para una legislación que impulse la fabricación de chips en el país.

Actualmente, se proyectan cuatro nuevas fábricas en el país, dos de Intel Corp y una de TSMC en Arizona, y otra de Samsung en Texas.

China también ha ofrecido una gran cantidad de subsidios a la industria de chips mientras intenta reducir su dependencia de la tecnología occidental.

VentureBeat

La misión de VentureBeat es ser una plaza urbana digital para que los responsables de la toma de decisiones técnicas obtengan conocimientos sobre tecnología transformadora y realicen transacciones.

Nuestro sitio ofrece información esencial sobre tecnologías y estrategias de datos para guiarlo a medida que dirige sus organizaciones. Te invitamos a convertirte en miembro de nuestra comunidad, para acceder a:

  • información actualizada sobre los temas de su interés
  • nuestros boletines
  • contenido exclusivo de líderes de opinión y acceso con descuento a nuestros preciados eventos, como Transformar 2021: Aprende más
  • funciones de red y más

Hágase miembro

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *